Prensa

oct 22, 2018
Fuente: El Mercurio
Categoría: Homepage

Recomendaciones del sector privado del G20 reabren discusión sobre etiquetado de alimentos


Industria afirma que es la oportunidad de mejorar la norma chilena. Exautoridad dice que el modelo se debería exportar.

A fines de noviembre se darán cita en Buenos Aires los líderes del G20, foro internacional para la cooperación económica, financiera y política en el cual participa Chile.

Como antesala, se han realizado distintas jornadas con grupos de trabajo- Entre ellos, el B20 —representantes del sector privado del foro— se reunió en octubre y generó diferentes propuestas que serán entregadas en noviembre a los gobiernos (ver recuadro).

Entre esas recomendaciones está "avanzar hacia una coherencia regulatoria a nivel internacional y regional de leyes que Empaten en el comercio de productos agroalimentarios", para eliminar trabas en el comercio Internacional —dice su Informe—, como por ejemplo, el etiquetado frontal de los alimentos.

Se trata de una propuesta que va en línea con lo que ya se ha conversado en la Alianza del Pacífico que podría tocar directamente la Ley de Etiquetado de Alimentos chilena, que puso desde 2016 un sello "alto en" en los productos envasados que superen los niveles de nutrientes críticos establecido: (azucares, grases saturadas, sodio y calorías).

La norma chilena ha inspirado cambios en países vecinos como Perú y Uruguay, pero no es la única. En Reino Unido, por ejemplo, utilizan un sistema de semáforo para alertar sobre los nutrientes críticos y Ecuador tiene uno similar. El B20 no se pronunció sobre qué modelo se debería usar, si uno de esto u otro.

Para el ministro de Salud, Emilio Santelices, la política nacional "es muy auspiciosa" y "más allá de la experiencia de los países que ya han imitado la ley, se está generando interés por conocer esta política pública y estamos en condiciones de exportar, políticas públicas en salud".

 

Podría mejorar

La recomendación del B20 fue valorada por Rodrigo Álvarez, presidente de ABChile (que agrupa a representantes de la industria. Él manifestó que tener un etiquetado único "es extraordinariamente Importante por dos objetivos para que las personas, en todos los países, tengan la adecua-da información nutricional de los alimentos que consumen, y desde el punto de vista más económico, para facilitar las transacciones a nivel mundial".

Según Álvarez, "en esta discusión internacional nosotros vemos una gran oportunidad para mejorar la legislación chilena y buscar algún sistema de etiquetado frontal aceptable para todos y que supere algunos problemas que ha tenido el chileno en materia de publicidad y propiedad intelectual".

El representante de ABChile se inclina por un rotulado de semáforo que estos se deban usar de acuerdo a la cantidad de nutrientes críticos en una porción de producto y no por 100 gramos como dice la norma chilena.

En la misma línea, Gonzalo Bofill, presidente de Empresas Carozzi, quien participa en el B20 en Argentina, criticó el rotulado chileno porque "no entrega información, sino que alerta", según recogió el diario La Nación (Buenos Aires). Allí planteó que "el rotulado no es una barrera al libre comercio per se (.. .). El problema se da cuando hay más de un sistema, como sucede hoy, que hay más de 30 implementados'.

Según los representantes de la industria, tener distintos etiquetados en los países puede inhibir

a las empresas de exportar sus productos.

 

De exportación

El ex-subsecretario de Salud Pública y quien debió comenzar con Ia implementación de la ley hace dos años, Jaime Burrows, sostuvo que el rotulado como barrera para el comercio "Es un tema que nosotros lo conocíamos. Sabíamos que de alguna manera los distintos países se complicaban con esto", y que esto se conversó en instancias internacionales.

"En ese sentido, la Organización Panamericana de la Salud ha dicha que el etiquetado de alimentos que se adopte por el resto de los países sea el que se hizo en Chile", porque este no solo incluye el etiquetado, sino también restricciones a le publicidad y prohibición de alimentos "alto en" en colegios, dijo Burrows.

Asimismo, el senador Guido Girardi (PPD). Impulsor de la norma, destacó que la propuesta del B20 "es la oportunidad de que Chile exporte políticas públicas inteligentes"- A su juicio "el modelo está siendo el instrumento de política pública más validado a nivel mundial para otros países (...) y lo más probable es que el modelo chileno sea uno de los principales referentes a nivel mundial".

 

Recuadro 

EN DOS AÑOS

Desde que rige la Ley de Etiquetado, Chile pasó del octavo al segundo lugar de los países de la OCDE con más obesidad según la FAO.

Pie de pagina NADIA CABELLO Y MAX CHÁVEZ-