Prensa

dic 28, 2018
Fuente: La Tercera - Pulso
Categoría: Homepage

Limonadas y bebidas no gaseosas: proyecciones de un refrescante mercado


El mercado local de estos bebestibles ha evolucionado y crecido con una renovada oferta. Limonadas, bebidas cítricas y otras preparaciones elaboradas con jugo de limón responden a la tendencia de refrescos con ingredientes naturales.

Con luces propias y variadas preparaciones, la limonada se ha posicionado con renovados bríos entre las bebidas refrescantes no gaseosas.

Es que las marcas de alimentos y bebidas han renovado su portafolio con productos como limonadas, aguas saborizadas cítricas y otras preparaciones que tienen al limón, el jengibre o el té como ingredientes que sintonizan con la tendencia de los consumidores por preferir bebidas refrescantes más naturales.

"La variedad en la oferta de las marcas de bebidas refrescantes en Chile responde a un proceso normal de evolución en el mercado que sigue tendencias globales en el desarrollo de alimentos. Han aumentado desde hace ya varios años las aguas y tés saborizados o con ingredientes como los descritos, a nivel mundial y las empresas chilenas también se han sumado", afirma Rodrigo Álvarez, presidente de Alimentos y Bebidas de Chile AG, (AB Chile).

Según el ejecutivo de AB Chile, las limonadas y otras bebidas no gaseosas tienen positivas proyecciones, incluso frente a las bebidas gaseosas que la mismas industria desarrolla. "La industria de alimentos y bebidas está permanentemente en un proceso de innovación, investigación y desarrollo de nuevos productos o reformulación de su portafolio vigente, para así responder a las necesidades y gustos de (a población", señala Rodrigo Álvarez.

 

En coctelería

La creciente oferta de limonada no solo se observa en góndolas de supermercados y tiendas, también se ha convertido en un producto destacado en la carta de restaurantes, salones de té y bares, además de ser una bebida destacada en coctelería alcohólica y cero alcohol.

"En coctelería, el limón es considerado como rey, siendo el ingrediente perfecto para balancear y decorar cócteles desde hace mucho tiempo. El uso del limón es diverso, se puede utilizar su jugo para la limonada o en un cocktail, o la cáscara de limón para dar un sabor distinto, o como decoración", comenta Bernardo Serrano, organizador de La Coctelera Festival, evento que este 9 y10 de enero realizará su quinta versión, en Lo Barnechea, como un panorama al aire libre de coctelería con y sin alcohol.

 

Recuadro

HISTORIA E INNOVACIONES

Historiadores coinciden en que el origen de la limonada se remonta al Antiguo Egipto, ya que registros sobre papiros encontrados en El Cairo dan cuenta que los egipcios consumían una bebida en base a jugo de limón y agua. Luego, también se ha encontrado evidencia del consumo de esta bebida en la cocina árabe y la meditarránea.

Hasta hoy perdura esta preparación sencilla y refrescante, pero que se ha renovado con nuevos ingredientes. "La tendencia es buscar productos naturales, frescos y sustentables, además de innovar con nuevas opciones como por ejemplo el maquí o te para darle un toque original a la limonada", dice Bernardo Serrano.

Por Andrés Ortiz-