Prensa

ene 29, 2019
Fuente: La Tercera - Pulso
Categoría: Homepage

El compromiso de CCU con la reducción de la huella de carbono


CCU está consciente que vivimos en un mundo plenamente integrado, en donde la acción de cada uno impacta a todos, es por eso que lidera iniciativas en materia medioambiental en toda su cadena de valor, buscando siempre un mejor vivir.

En CCU la Sustentabilidad constituye uno de sus pilares estratégicos. En este contexto, su gestión de la sustentabilidad está alineada con las mejores prácticas a nivel mundial y con estándares internacionales, entre ellos, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Su modelo de gestión de la sustentabilidad se conduce a través de tres ejes: personas que nos mueven; planeta por el que velamos y marcas que nos inspiran, en cada uno de ellos se ha propuesto acciones y metas que guían el accionar de la compañía tanto internamente como con acciones orientadas a la ciudadanía.

En su compromiso con el planeta, a nivel industrial, CCU desarrolló la Visión Medioambiental 2020, plan de gestión 2010-2020 para todas sus operaciones y que considera tres metas asociadas: reducción de emisiones gases efecto invernadero (GEI), reducción del consumo de agua y valorización de residuos.

 

Huella de Carbono

Las emisiones de GEI son uno de los impactos asociados a la operación que la empresa busca mitigar por distintos frentes. En 2010 CCU comenzó a medir la huella de carbono con la metodología internacional del GHG Protocol, incluyendo emisiones directas e indirectas (alcance 1, 2 y 3) en todas sus plantas industriales y centros de distribución. El mismo año CCU se fijó un objetivo de reducción en las emisiones de GEI por unidad de producción en 20%, para las emisiones alcance 1 (emisiones directas) y alcance 2 (emisiones indirectas provenientes del consumo de energía eléctrica).

Como estrategia, CCU se enfoca en incrementar la eficiencia de los procesos operacionales, optimizar la productividad, reducir los impactos medioambientales y desarrollar una cultura de mejora continua. De igual modo, se convenzo un proceso de renovación tecnológica con equipamientos más eficientes y de menor impacto ambiental.

En materia de matriz energética, CCU viene optando por generación de energías renovables en sus operaciones como hidroelectricidad y energía solar, además de biogás. También, ha reducido su huella de carbono con la incorporación de combustibles más verdes como el gas natural (GNL).

De igual modo, ha optado por el uso de eco-camiones diésel de bajo consumo (Euro5); desarrollado y ampliado su flota de camiones eléctricos para tonelajes y tramos mayores; operado sólo con grúas eléctricas; aplicado sistemas de optimización de rutas y de Iluminación, climatización y operación de bajo consumo en sus centros de distribución.

Todas estas iniciativas han dado buenos resultados, lo que ha permitido que CCU haya reducido sus emisiones de GEI en un 26% a 2018, superando la meta que se trazó. Tanto la metodología como los resultados del sistema de medición de la huella de carbono son verificados cada año por un auditor independiente.

CCU entiende que el compromiso con el Planeta adopta la dirección de una economía circular en el uso de los recursos, por lo que ya se encuentra trabajando en su Visión Medioambiental 2030.