Prensa

jun 8, 2020
Fuente: El Mercurio
Categoría: Homepage

AB Chile dice que Ley REP “no puede escapar” de ajustes por crisis sanitaria


Firmas de alimentos y bebidas valoraron la flexibilización de plazos para cumplir las metas de recolección de envases y embalajes.

Un respiro para la industria de bebidas y alimentos, en medio de la emergencia sanitaria, significó que el pasado mes de mayo se aprobara el decreto que fija las ambiciosas metas de recolección de residuos de envases y embalajes —establecidas por la Ley REP—, incorporando mayor gradualidad y plazos para cumplirlas. Actualmente se recolecta en torno al 27% de las 2.082.396 toneladas de residuos de dichas categorías en Chile, y el objetivo es que sea el 60%.

Pero si dicha meta estaba pensada originalmente para el 2030, ahora el horizonte se amplió en tres años. Aunque también lo hizo el año de inicio de las obligaciones, que estimativamente podría ser el año 2023.

El presidente de Alimentos y Bebidas de Chile, Rodrigo Álvarez, valoró la mayor holgura para enfrentar este objetivo, al que darán cumplimiento mediante un Sistema Colectivo de Gestión de Residuos en el que participarán sus asociados y no asociados, e implicará un costo anual que superaría los US$ 200 millones.

Eso sí, Álvarez no desconoce que además de esta misión, sus esfuerzos también están en enfrentar los 'distintos desafíos logísticos' que está implicando la emergencia sanitaria para mantener la cadena de abastecimiento, por las cuarentenas.

—¿Qué le parece la aprobación del decreto, tal como está?

'Valoramos que se haya ampliado el plazo de cumplimiento de las metas, logrando una mayor gradualidad en la implementación. Este era uno de los principales puntos en los que manifestamos preocupación, ya que era importante ponderar adecuadamente la tasa de participación ciudadana, el descarte y la infraestructura existente (…). Hay algunos puntos que todavía es importante revisar —probablemente en el tiempo—, como por ejemplo, el desafío que significa toda la implementación nacional, costos y la gran cantidad de instalaciones de recepción y almacenamiento contempladas'.

—¿Qué está pendiente con la puesta en marcha del sistema colectivo de gestión de residuos?

'Quedan muchos temas por desarrollar y lograr: La tramitación ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, la FNE, el Ministerio de Justicia y el de Medio Ambiente. Aspirábamos a que los fundadores de este primer SIG de envases y embalajes fueran unas 25 empresas, número que ya alcanzamos. De las empresas que lo componen, la mitad son industrias de sectores distintos a los alimentos y bebidas'.

—¿Cómo han avanzado los pilotos de reciclaje realizados en algunas comunas?

'El piloto que implementamos en Providencia continúa operando, a pesar de la contingencia, cumpliendo cerca de ocho meses desde su puesta en marcha. Si bien teníamos contemplado el lanzamiento de otras etapas y pilotos similares en otras comunas, estos fueron postergados'.

—¿Cómo cambia el escenario para la puesta en marcha del sistema, considerando la crisis sanitaria por el coronavirus?

'Sin duda que la crisis sanitaria por la que está atravesando el país ha significado importantes cambios en distintos aspectos, ya sean personales, sociales o económicos, por lo que una ley tan relevante y de alto impacto como esta no puede escapar de esta realidad. Si bien muchos factores dependerán de la duración de esta pandemia, hay que considerar que todavía faltan algunas instancias para que la normativa entre en vigencia'.

—¿Cuál ha sido el efecto de la pandemia para la industria de alimentos y bebidas?

'Hemos tenido que enfrentar distintos desafíos logísticos para cumplir con las medidas que el Gobierno ha implementado, como las cuarentenas y cordones sanitarios'.

—¿Está funcionando normalmente la producción?

'Debo ser claro en señalar que actualmente no hay riesgo de desabastecimiento en el país, debido especialmente a los esfuerzos que ha realizado la industria para continuar operando con normalidad'.

Recuadro

'No hay riesgo de desabastecimiento en el país, debido especialmente a los esfuerzos que ha realizado la industria para continuar operando con normalidad'. Rodrigo Álvarez Presidente de AB Chile